¿Cubiertas para nieve?

February 28, 2019

Una de las cosas fundamentales a la hora de viajar persiguiendo la nieve es el vehículo. Si es propio o si es alquilado en destino, siempre hay aspectos a tener en cuenta a la hora de agarrar caminos nevados. El manejo prudente y seguro es fundamental, señalizar cada movimiento y tener la puesta a punto del vehículo en condiciones también son las claves. Es por esto que vamos a hablar sobre los neumáticos. Las famosas cubiertas para nieve. ¿Sirven o no sirven? Te lo contamos.
 

En invierno, cambian las condiciones de los caminos, por lo que también debemos cambiar nuestros neumáticos. Según los especialistas: cuando la temperatura baja de 7ºC, un neumático estándar pierde eficacia en adherencia por el endurecimiento de los compuestos. Los neumáticos de invierno te permiten hacer frente a condiciones de circulación adversa como bajas temperaturas, caminos mojadas, heladas o nevadas; ofreciéndote mejores prestaciones.


Mayor comodidad
Los neumáticos de invierno son una alternativa legal a las cadenas. Hay países en los que el neumático de invierno está permitido por ley. Las cadenas son dispositivos de uso temporal que sólo sirven para franquear zonas difíciles. Su montaje y desmontaje supone un esfuerzo, incomodidad e incluso en ocasiones un riesgo. Según estudios realizados, un 80% de los conductores aseguran no saber poner las cadenas o nunca las ha montado.

 

Mayor seguridad
En invierno, cuando las condiciones de circulación se vuelven adversas (lluvia, heladas y nieve) estos neumáticos te ofrecen mayor seguridad, adherencia, menor riesgo de aquaplaning y reducción de la distancia de frenado. Por ejemplo, con neumáticos de invierno podes reducir la distancia de frenado un 49% en piso nevado respecto a los neumáticos convencionales.
 

 
¿Puedo solo equipar mi auto con 2 neumáticos de invierno?
Lo más recomendable es equipar el vehículo con 4 neumáticos de invierno para una mayor eficacia y seguridad. Si se colocan sólo 2 neumáticos de invierno en el eje de tracción sólo está asegurada la motricidad en el arranque o despegue. Por ejemplo, si un vehículo con tracción delantera llevara neumáticos de invierno solamente en el eje delantero se desequilibraría en el eje trasero y aumentaría el riesgo de trompos. Si un vehículo con tracción trasera llevara neumáticos de invierno solamente en el eje trasero se desequilibraría en el eje delantero, aumentando el riesgo de pérdida de trayectoria en curvas.

 

¿Sabías qué?
El neumático es el único punto de contacto entre el vehículo y el suelo. La parte de contacto del neumático con el camino es equivalente al tamaño de la palma de una mano. Con lluvia, nieve o hielo los neumáticos estándar se vuelven todavía más vulnerables, perdiendo eficacia
en adherencia y tracción. Ahora que ya sabemos un poco más sobre cubiertas de nieve no podemos poner a pensar que pitas elegir en nuestras próximas vacaciones de invierno.

Please reload

Otras noticias
Please reload

© 2019 Winter Channel. Todos los derechos reservados.