Esquí sobre una montaña de "basura"

June 3, 2019

En Copenhague​, se diseñó una de las pistas de esquí más extravagantes del mundo. Se trata de un mini-centro de esquí que cuenta con una pista seca, es decir, con una superficie cubierta con una alfombra de neveplast (ya hablamos de este material en nuestro portal) cuyo recorrido comienza en la parte más alta de un edificio de compactación y reciclado de residuos y tras un giro a medio trazado, termina al pie del horno de incineración. Arriesgado no?
La idea no es mala. Transforma un edificio destinado a la basura en una pista deportiva para los fanáticos de las tablas.

 

 Sin embargo, el emprendimiento está teniendo problemas para poder abrir al público. Al parecer, una normativa danesa impide por seguridad, la circulación de personas sobre instalaciones donde haya hornos en funcionamiento, un pequeño detalle que no tuvieron en cuenta los arquitectos que crearon CopenHill (así se llama el proyecto).
 

 En principio se tenía que inaugurar  a finales del año pasado . Problemas técnicos retrasaron la apertura al mes de febrero del 2019, pero luego quedó sine-die por varios meses hasta que hace unos días se dio una nueva fecha: el momento será durante junio. 
 

 Las imágenes que se han visto hasta ahora de esquiadores usando el tramo final de la pista, fueron registradas en días en los que el horno tuvo que hacer una parada técnica y se aprovechó entonces para que quien quisiera, probase la pista seca.
Con los hornos en funcionamiento, nadie puede esquiar, así que esta era la gran
oportunidad y muchos la aprovecharon.

 

 Mientras se busca una solución con el Departamento de Medio Ambiente de Copenhague​, se abrirá solo la parte baja de la pista.

 

No obstante, las autoridades confiesan off the record que el peligro de accidentes es mínimo, aún con los hornos trabajando a pleno.

 

Los responsables de CopenHill tenían (y tienen todavía) grandes esperanzas en esta particular estación de tablas, que hubiera permitido crear nuevos esquiadores, siendo un espacio ideal para enseñar los primeros pasos de los deportes blancos.
 

 Dinamarca cuenta apenas con  tres instalaciones para esquiar  en su zona continental. En realidad son solo un par de montañas bajas a las que se accede con un poma y están gestionadas por diversos clubes. Tienen algún cañón de nieve artificial pero nada importante y esta obra “sobre el basurero” podría darle nuevos brios a los deportes blancos en la zona.

 

Esperemos se concrete, siempre es bienvenido un nuevo lugar en el mundo en donde poder deslizarse con un par de tablas.

 

 

 

Please reload

Otras noticias
Please reload

© 2019 Winter Channel. Todos los derechos reservados.