Estudio: Los esquiadores tienen menor riesgo de depresión y demencia

December 5, 2019

 

Cuando se trata entrenar al aire libre, para los amantes de la nieve, no hay nada mejor que calzarse las tablas y disfrutar de los increíbles paisajes en la montaña. Si vos creés que actividades como el esquí de fondo son buenas para tu salud mental, una nueva investigación de Suecia demuestra que tenés razón. Después de investigar los registros de salud de los esquiadores de fondo, los científicos descubrieron que tenían un menor riesgo de depresión y demencia.

 

"Como investigadores del cerebro, tuvimos la oportunidad única de analizar un grupo excepcionalmente grande de personas muy activas físicamente durante dos décadas", dijo el líder del equipo de investigación y profesor de la Universidad de Lund, Tomas Deierborg, en una publicación del blog de la universidad, "y descubrimos algunos resultados interesantes ".

 

 

Investigadores de la Universidad de Lund y la Universidad de Uppsala realizaron un estudio sobre aproximadamente 200.000 personas que participaron en Vasaloppet, una carrera de esquí de fondo en Suecia, entre 1989 y 2010. En comparación con un grupo de control de la población general de tamaño similar, encontraron que el número de los esquiadores diagnosticados con demencia y depresión fue un 50 por ciento más bajo que el grupo control. Los esquiadores también tenían un riesgo reducido de enfermedad de Parkinson, un trastorno neurológico degenerativo.

 

Tras dos décadas de estudios, los investigadores encontraron que 233 personas que participaron en Vasaloppet habían desarrollado demencia, en comparación con 319 casos de la enfermedad entre los que no corrieron. Además, 1.030 de los esquiadores fueron diagnosticados más tarde con depresión, en comparación con 2.045 en el grupo de control. Las cifras de Parkinson fueron menos definitivas, pero a los esquiadores de Vasaloppet todavía les fue mejor que el promedio: solo 119 de ellos fueron diagnosticados con la enfermedad, frente a 164 personas en la población general. De cualquier forma que lo mire, los esquiadores eran claramente los que tenían un menor riesgo de enfermedad.

 

 

Curiosamente, los investigadores encontraron que el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, no se redujo entre los esquiadores, contradiciendo estudios previos que sugieren que la actividad física puede reducir el riesgo de este trastorno neurológico.

 

"Los mecanismos que están detrás de esto todavía necesitan ser investigados", dijo el estudiante de doctorado y autor del estudio Tomas Olsson, "pero parece que aquellos que son físicamente activos tienen una 'reserva motora' que atrasa el arranque de la enfermedad".

 

Los hallazgos son una fuerte evidencia de que los beneficios de la actividad física van mucho más allá de la salud del corazón y el desarrollo muscular; también pueden darle un impulso al sistema nervioso.

 

"Si una persona entrena mucho", dice Olsson, "puede ser posible mantener la movilidad durante más tiempo a pesar de los cambios patológicos en el cerebro".

Please reload

Otras noticias
Please reload

© 2019 Winter Channel. Todos los derechos reservados.