Gente fanática de verdad

June 4, 2019

Alguna vez hablamos de esos personajes curiosos (casi cómicos para algunos) que sin embargo demuestran lo que realmente es la pasión por un deporte a partir de la tenacidad inquebrantable frente a la adversidad.


Intentan una y otra vez contra viento y marea para llegar al lugar con el que soñaron.
Son esos “cabeza dura” que a pesar de tener todo en contra, por ejemplo en cuanto a facilidades geográficas para la práctica de un deporte, igual se las ingenian. En deportes blancos se nos vienen a la cabeza de inmediato los integrantes del equipo jamaiquino de bobsled inmortalizados en la película Jamaica Bajo cero o el mismísimo Eddy 'The Eagle', aquel hombre de gruesas gafas que se presentó en Calgary'84 para saltar en esquís sobre un trampolín de 100mts del que prácticamente no sabía nada hasta que llegó a Canadá.


Más actual, el llamado “Peor esquiador de la Historia”, el venezolano Adrián Solano que participó, sin conocer la nieve hasta que llegó a la competencia, en el Mundial de esquí de fondo que se organizaron en Lahti.


Hasta su llegada a Finlandia, este venezolano solo había entrenado en autopistas con unos esquís con ruedas que muchos fondistas usan en verano como complemento a sus entrenamientos de invierno.

 

Hay deportista que rompen el molde…en este caso no por los resultados, sino por la pasión demostrada. En el grupo de estos últimos es posible ubicar a Nguyen Thai Binh, un vietnamita que se plantó en los Juegos Asiáticos de Invierno de Sapporo en 2017 para participar en una prueba de Snowboard.


Claro, hasta ese momento, su único contacto con la tabla habían sido los entrenamientos que realizó en una zona de dunas del sur de su país llamada Mui Ne. Por qué lo hizo? Por qué se decidió a participar en esa disciplina siendo que nunca había visto el manto blanco? Bien, parece que lo vio por la tele y le gustó.

 

 Su participación en Sapporo (Japón) fue algo más que desastrosa. En cuanto pisó la nieve se dio cuenta que esa superficie resbalaba mucho más que sus dunas de arena así que se cayó. Una y mil veces dicen los exagerados.

 

 Ahora Binh ha vuelto a aparecer en los medios porque está buscando financiación para poder entrenarse y participar en los próximos Mundiales. El ejemplo cundió y es así como junto a Bihn, se presentaron también esquiadores vietnamitas que tampoco habían tenido contacto con la nieve.

 

Aprendieron lanzándose con sus improvisadas tablas por laderas llenas de hojas de pino. El dinero no dio para mucho más, así que cuando llegaron a Sapporo, apenas tenían ropa de abrigo y se congelaban si estaban demasiado tiempo en las pistas, así que su única oportunidad de entrenarse de verdad, se esfumó esperando en la cafetería de la estación de esquí, donde estaban calentitos.
Con todo, se logró la participación de ocho países en los Juegos Asiáticos de Invierno Sapporo 2017, el número más alto desde 1986 y se espera que en la próxima edición de 2021 este número se incremente...


VIDEO DE KEIN SCHNEE

 

 

Please reload

Otras noticias
Please reload

© 2020 Winter Channel. Todos los derechos reservados.