La inversión de € 100 millones congelada

December 20, 2018

 Mucho tiempo pasó en la construcción de un ambicioso proyecto que plana abrir una estación
de esquí multimillonaria en Uzbekistán pero ya se encuentra en peligro antes de su inminente
inauguración. La frágil infraestructura del país plantea problemas para los organizadores a
pesar de que la temporada de esquí está a punto de comenzar.

 El Amirsoy Mountain Resort, que se anuncia a sí mismo como un resort de montaña de temporada mundial en su sitio web, deberá subir la primera góndola, poner en funcionamiento la telesilla y abrir las puertas del alojamiento a finales de este mes. Sin embargo, según los medios de comunicación locales, la construcción de un complejo turístico que se extiende a 900 hectáreas (aproximadamente 9 kilómetros cuadrados) en una cadena montañosa con muy poca infraestructura ha resultado por demás difícil.
 

Según los medios de comunicación uzbekos, la falta de electricidad y carreteras en la zona ha
frenado demasiado el proyecto. Uzbekistán 24 TV informó que el único camino hacia el centro
vacacional "se convierte en aguanieve" cuando llueve. El gobierno encargó una nueva carretera, pero solo un tercio del trabajo se ha completado por estos días.

 

Según Azernews, un periódico inglés en Azerbaiyán, Shukhrat Dauletov, jefe del Comité Estatal
a cargo del trabajo, dijo que la demora se debía a los estudios geológicos que se estaban
realizando al mismo tiempo. Los estudios descubrieron suelos débiles en varios lugares, lo que
podría llevar a deslizamientos de tierra.

 El complejo está configurado para tener siete teleféricos, pero la falta de electricidad en el
área ha causado problemas para la operación: se han tenido que instalar 31 nuevos postes de
servicios públicos. También se ha contratado a nuevas empresas para finalizar las obras viales, 
para intentar garantizar que el proyecto, que se considera una importante representación de las instalaciones turísticas del país, se abra en fecha. Al parecer los trabajadores de Amirsoy Mountain Resort se están quedando sin tiempo para terminar antes de que comience la temporada de invierno.
 

Se está construyendo en las montañas del distrito de Bostanlik de Uzbekistán, al este de la
capital, Tashkent, y cerca de la frontera con Kazajstán al norte y Kirguizistán al este. El costo
total del desarrollo se estima en más de € 100 millones.

 El trabajo en el resort comenzó el año pasado, y el proyecto completo se terminará en 2022,
después de lo cual habrá chalets, hoteles, restaurantes, bares, tiendas de alquiler de equipos ,
un spa y un área de conciertos. Se han planificado un total de 28 pistas, que abarcan 21 km,
junto con un parque, trineos, tubing y una operación de esquí nocturno.

 

En octubre, PGI Management, con sede en Andorra, firmó un contrato para gestionar el
complejo. Desde entonces, la compañía ha reclutado un equipo internacional de gerentes para
trabajar en él, trayendo consigo la experiencia de otras áreas de esquí establecidas.
PGI tiene una reputación como una de las empresas de consultoría de estaciones de esquí más
grandes del mundo, que trabaja globalmente, desde el diseño y la construcción hasta la
operación y el crecimiento, y ha trabajado en otros proyectos, incluida la zona de esquí Grandvalira en Andorra.

 Amirsoy también está programado para recibir el tratamiento de clase mundial con sistemas
de fabricación de nieve de TechnoAlpin, la compañía italiana detrás de The Snowfactory. Su
tecnología ha sido aprovechada por estaciones en Europa para producir nieve independientemente de la temperatura del aire (puede operar hasta 32° C) y también ha traído una nueva vida a las estaciones de esquí de Escocia.

 

Si bien Amirsoy está destinado a ser la estación de esquí más grande y con mayor inversión en
Uzbekistán, no es el único destino de deportes de invierno del país. Chimgan es la estación de
esquí más conocida del país, ubicada a 80 km de Tashkent en la cordillera de Chatkal, cerca de
la frontera con Kirguistán.


Las laderas del resort están rodeadas de réplicas de abetos y las nevadas son comunes de
diciembre a abril, gracias a los frentes fríos de Siberia y Rusia hacia el norte. Hay seis medios de elevación, así como una serie de hoteles, tiendas, bares y restaurantes.

 

Por ahora no podemos considerar a Amirsoy y todo lo que promete como una opción para la
doble temporada pero veremos si la millonaria inversión da sus frutos y algún día podemos
conocer, como dicen, la “Suiza uzbeka”.

 

Te enteraste acá en winterchannel.com.ar

Please reload

Otras noticias
Please reload

© 2020 Winter Channel. Todos los derechos reservados.