Dos personas tuvieron que ser rescatadas tras una avalancha en Nuevo México

January 18, 2019

En el día de ayer, una avalancha enterró a varias personas en un centro de esquí de Nuevo México, hiriendo a dos personas que debieron ser rescatadas luego de casi 20 minutos de búsqueda.

 

 La avalancha ocurrió en las cotas superiores de Taos Ski Valley alrededor de las 11:30 am. Las autoridades temían que más víctimas pudieran estar bajo la nieve más allá de que los testigos negaran que hubiera gente al comienzo del desprendimiento. Sin embargo, una búsqueda preventiva continuó durante la tarde para garantizar que no quedaran personas atrapadas.

 

Tras el rescate, las dos personas heridas de gravedad, ambos hombres, fueron trasladados a hospitales en Albuquerque y Taos.

 

La avalancha ocurrió en un tramo de la montaña conocido como el "canal K3", donde los esquiadores expertos pueden llegar hasta la cima y bajar entre las rocas. Hasta el momento no se sabe qué provocó la avalancha, pero el resort dijo que ya hay una investigación en curso.

 

Según autoridades del centro de esquí, el accidente ocurrió a pesar de que se habían tomado precauciones esa mañana: "Se enviaron patrullas para evaluar las condiciones y detonar explosivos, una medida destinada a provocar cualquier posible deslizamiento antes de que los esquiadores suban a las pistas", dijo Chris Stagg, vocero de Taos Ski Valley y agregó: "Habíamos revisado esa zona por posibles avalanchas en la mañana y aprobamos los controles. Es un gran ejemplo de que nunca estás 100% seguro".

 

El centro de esquí Taos Ski Valley posee alrededor de 5 kilómetros cuadrados en la cadena montañosa "Sangre de Cristo". Su pico, Kachina, es una cima de 3.800 metros.

 

Taos News, que fue el primer medio en informar sobre la avalancha, indicó que  hicieron RCP a las dos personas que se encontraban bajo la nieve.

 

George Brooks, director de la organización Ski New Mexico, dijo que las avalanchas son bastante raras en este estado y que, por lo general, el terreno está muy bien controlado. 

 

Taos Ski Valley había recibido 5 centímetros de nieve el día anterior a la avalancha y 38 centímetros la semana anterior, según indica su página web. Según Brooks, el lugar donde ocurrió el hecho es propenso a los vientos, lo que permite que se produzcan avalanchas incluso sin una cantidad significativa de nevadas recientes.

__

Please reload

Otras noticias
Please reload

© 2019 Winter Channel. Todos los derechos reservados.