Una biblioteca de hielo

May 9, 2019

Rusia posee uno de los lagos más grandes del planeta. Es también el más antiguo (30 millones de años) y con 1680 metros, es el de mayor profundidad.

 

El Lago Baikal (llamado mar en su traducción rusa) posee 23 600 km³ de agua, equivalente al 20 % del agua dulce no congelada de todo el planeta y además, ostenta orgulloso el título de ser uno de los espejos de agua con menor índice de turbidez en el mundo, registrándose marcas de visibilidad superiores a los 20 metros de profundidad.
 

Pese a semejantes datos, hoy el Baikal es noticia para nosotros porque sobre su superficie congelada y con hielo extraido del propio lago, se construyó Ice Library of Wonders, la primer biblioteca de hielo en la historia de la humanidad
 

 Se trata de la gigantesca instalación artística que fue construida a orillas del lago en pleno invierno, por un equipo de escultores de locales, dirigido por el arquitecto Pavel Sannikov y con bloques del cauce helado que llegan a tener un metro de espesor
 

 Semanas antes de su construcción los organizadores abrieron una página en Internet en la que cualquiera podía enviar sus deseos y sus sueños, para que pasaran a formar parte de las paredes de la biblioteca, como si de páginas de libros abiertos se tratase. Aunque la página solo estaba en ruso, la idea era tan atractiva que pronto empezaron a recibir deseos de todo el mundo, desde un chino que decía que quería escalar el Everest, hasta una francesa que soñaba con enamorarse o un canadiense que quería que le tocara la lotería. Entre los deseos más frecuentes están el de tener hijos, un mundo sin guerras o salud para la familia y seres queridos.
 

 La Biblioteca se derritió al irse el invierno de Siberia pero la leyenda dice que el agua del Baikal tiene poderes y quizás, quienes hayan enviado sus deseos puedan cumplirlos esta temporada.

 

 

 

Please reload

Otras noticias
Please reload

© 2019 Winter Channel. Todos los derechos reservados.